¿Cómo puedo utilizar el design thinking?

¿Nunca has utilizado el design thinking en tu estrategia? El 2021 te espera con muchas sorpresas y éxitos bajo el brazo.

Cada negocio es una manera de entender al mundo y dar solución a algún problema, esto es algo de lo que hace memorable a una marca, y esto muchas de las veces depende del buen design thinking de tus aplicaciones.

El design thinking nos ayudará a dimensionar muchos aspectos de necesidades de usuarios, investigaciones de nuestro mercado, productos, contextos y muchas situaciones de nuestro negocio.

Y es que en un mundo en pandemia y crisis, las maneras de entender y socializar se están haciendo cada vez más digitales a pasos agigantados, gracias a como ya lo hemos hecho notar en varias ocasiones explicando los alcances que tiene el eCommerce en el mundo actual.

En este caso, el design thinking va a mostrar también una evolución en cómo nos acoplaremos a estas nuevas dinámicas.

En ese sentido, estudios de LinkedIn en 15 países acerca de los trabajos con mejor futuro en 2021 estiman que para los siguientes 5 años se generarán 150 millones de trabajos nuevos en el sector de tecnología. 

Esto refrende que el design thinking tendrá mucho más trabajo que nunca porque estará adaptandonos a este nuevo mundo que nos está tocando reconfigurar desde las nuevas prioridades ante el COVID-19.

Recordemos que en este punto nos ayudarán mucho las estrategias que tengamos para un brand awareness sólido.

Así que si no sabes que es el design thinking y estás emprendiendo y o tienes una marca, este artículo tiene muchas ideas e información para ti. 

¿Qué es el design thinking y qué estrategias desarrollamos con el? 

El design thinking es un enfoque para resolver problemas a través de la innovación centrada en el usuario o en el ser humano. 

Surge de la combinación del pensamiento creativo con el pensamiento de negocios, teniendo el objetivo de generar valor y generar soluciones.

Algunas de las principales características de las estrategias del design thinking son: 

  1. Ayuda a una definición de objetivos más clara y rica
  2. Define las mejores rutas para alcanzar los resultados de nuestros objetivos, mantenerlos y evaluarlos para una correcta optimización. 
  3. Permite un enfoque multidisciplinario para el combate del problema. 
  4. Considera al problema algo activo y en transformación, permitiendo así la redefinición del problema inicial.
  5. Pone énfasis en el lado emocional del usuario cuando se enfrenta al problema. 
  6. Identifica los errores de manera temprana. 

Las estrategias de design thinking que podemos implementar dependen de 2 cosas:

  1. Del objetivo que queremos lograr. 
  2. De las particularidades del problema que queramos abordar.

La mayoría de las estrategias de design thinking trabajan con elementos físicos, plumones, papel, juguetes y otros elementos que permiten detonar la creatividad y la innovación.

En pandemia puedes ayudarte de las reuniones virtuales o las ya existentes plantillas en línea para cada una de estas técnicas.

Las sesiones virtuales serán importantes, ya que un pilar del design thinking es el trabajo en equipo: de tu agencia, o de tu agencia con el cliente, o de las sesiones que se hagan, por ejemplo de focus groups, uno de las técnicas más famosas y utilizadas para el design thinking.

¿Cuáles son las fases de una estrategia de design thinking?

La gran variedad de estrategias de design thinking se dividen según sus 5 fases: 

  1. EMPATIZAR
  2. DEFINIR
  3. IDEAR
  4. PROTOTIPAR
  5. TESTEAR

EMPATIZAR

Una entera y profunda comprensión de la necesidad o el problema de los usuarios es el punto de partida para el proceso de design thinking. 

El entorno del problema y la información del usuario te dará muchas respuestas, y también preguntas, que serán tu guía en el proceso de design thinking.

Solo situándonos en la realidad del usuario podemos proponer soluciones para ella.

Hay estrategias muy utilizadas en el día a día de las empresas que pertenecen a la fase de EMPATIZAR. 

Desde los conocidos mapas mentales, las matrices FODA, o el storytelling, las técnicas de design thinking se distinguen por adoptar la visión del usuario al 100%

Una de las técnicas que mejor refleja esto es la de la inmersión cognitiva, donde el objetivo es que el equipo de diseño transite por todas las experiencias de interacción con la marca, como si fuese el usuario mismo. 

DEFINIR 

Esta etapa es un filtro de todo lo recopilado en la fase de EMPATIZAR. 

Debemos DEFINIR nuestro verdadero problema, quedándonos solo con lo que nos aporta valor o nos hace ver las cosas desde otra perspectiva. 

Nuestro foco sera el análisis detallado de las soluciones a nuestro problema, con un resultado innovador. 

IDEAR

En este punto del proceso de design thinking el objetivo es generar la mayor cantidad de soluciones posible. 

Busca generar un pensamiento expansivo: piensa en posibilidades, explora alcances, todas las ideas son semilla de alguna solución. 

Una de las técnicas más utilizdas en esta fase es la que se genera con la lluvia de ideas de SCAMPER, que es un método cuyas siglas en inglés significan sustituye, combina, adapta, modifica, resignifica, elimina, reduce. A través de este análisis con nuestro producto o servicio, llegaremos a múltiples nuevas ideas. 

Otra técnica muy socorrida es la del moodboard, que es una referencia visual, armada a manera de collage con fotografías, ilustraciones y demás contenido visual que representa a nuestra marca.

PROTOTIPAR

En esta fase las ideas se empiezan a cristalizar. 

El prototipo nos sirve para formalizar y hacer visible tanto la idea, como su solución. 

El objetivo de esta fase es hacer visible también cualquier elemento que debamos mejorar o pulir antes de llegar al resultado final 

Una de las técnicas más utilizadas en esta fase es la del prototipado de apps en papel, como su nombre lo indica, es diagramar las secciones, áreas, botones y workflow de nuestras apps, tan solo con un lápiz y un papel. 

Otras técnicas para prototipar serían el dibujo en grupo o la evaluación controlada, donde priorizamos nuevos usos de nuestro producto o servicio partiendo de hipótesis. 

Otra técnica es el impact mapping donde podemos hacer una planificación estratégica, a través de diagramar colaborativamente un esqueleto de los impactos positivos y negativos que tiene nuestra marca, buscando una discusión con las preguntas ¿Qué?, ¿Quién?, ¿Cómo? ¿Por Qué? 

TESTEAR 

Nuestra solución podría parecer la mejor y nuestro prototipo podría ser lo más infalible que hayamos visto, pero si en el testeo con los usuario finales se presentan situaciones que no habíamos pensado, es tiempo de reconsiderar el enfoque.

Esta fase nos ayuda a identificar las carencias de nuestra idea, sus principales complicaciones, así como las mejoras más importantes que hay que hacer. 

En este punto se generaría el círculo virtuoso con la solución a nuestro problema. 

Uno de las técnicas más utilizadas en el testeo es la de los focus groups, donde personas con un perfil similar, intercambian opiniones acerca de las experiencias y valores la marca.

Otra técnica es la evaluación de valor, donde luego de hacer pruebas de usabilidad de los prototipos, pediremos a los usuarios que llenen un formato con las áreas de oportunidad y las soluciones que se pueden generar. 

Otras técnicas son el juego de roles, la observación en cubierta, la evaluación de la experiencias, entre muchas otras más.

Aprovecha todo el mundo de información y soluciones que el design thinking tiene para ti.

En Relief te asesoramos para que desarrolles la mejor estrategia para el design thinking d e tu negocio.


Share this post on:

¿Por qué trabajar con nosotros? Nuestros clientes tienen la mejor opinión, tenemos calificación 5 estrellas en Google y Facebook, somos la agencia de diseño y páginas web más confiable en el centro de México. Páginas Web Guadalajara La mejor inversión para la evolución de tu negocio.