¿Ya estás cansado de tu imagen de siempre y estás pensando en renovarla? O posiblemente ya tengas el presupuesto necesario para arrancar esa idea de negocio que tanto soñabas, bueno ¿qué es de lo primero que solemos hacer, elegir el nombre ¿no? 

Sin embargo, el nombre no es lo único que debemos contemplar, también tenemos que considerar dentro de nuestras visualizaciones una imagen, el símbolo que logrará destacar nuestra marca sobre la de los demás. Estamos hablando de los logotipos.

De igual manera, es probable que cuando pensemos en nuestra marca nos visualicemos como Apple, Mercedes o Channel. Y es excelente, simplemente el que ya tengamos en mente ser líderes de nuestro mercado, nos da un plus porque nos da un objetivo que alcanzar.

Pero antes de crear esa marca que en un futuro sea modelo de los demás, tenemos que generar un logotipo que represente la esencia de nuestra compañía. 

¿Ya tienes ideas de lo que quieres? Vale, muy bien, pero antes de que comiences a bocetar, ya sabes qué son los logotipos, para qué funcionan y los diferentes tipos de logos que puedes encontrar. ¿No?

No te preocupes, el día de hoy vamos a hablar de esta parte tan esencial para tu marca, los logotipos, lo que necesitas saber de estos, su importancia y con qué profesionales te puedes acercar para crear el símbolo de tu marca. Comencemos. 

¿Qué son los logotipos? 

Primero, qué son los logotipos, bueno, este concepto parte de aquellas imágenes o símbolos que le adjudicamos a una marca, la flecha de Nike, el caballo de Ferrari, la fuente de Vogue. 

Los logotipos van a ser los encargados de representar nuestra marca y no sólo eso, eventualmente va a ser la manera en que nuestros clientes la distinguirán de la competencia, y que le darán el valor a nuestros productos o servicios. 

¿Por qué tener un logotipo?

Ahora que ya tenemos claro lo que son los logotipos, puede que tengas la impresión de que el nombre que elijas para tu empresa es el logo, y sí en parte tienes razón, efectivamente sí puede ser lo que resalta tu marca sobre las demás.

Sin embargo, los logotipos van más allá que sólo el nombre, con ellos vamos a partir para crear una imagen, la cual va a perdurar en la mente de tus consumidores, ¿cómo? 

Vale, no te preocupes, a continuación te contaremos las razones por las que debes invertir en un buen logotipo. 

1.- Es memorable

Ya habíamos mencionado que el logotipo en conjunto con el nombre es lo que nuestros clientes van a relacionar con nosotros.

Sin embargo, no es lo mismo que cuando vayan de compras y vean nuestro nombre recuerden la marca a que cuando estén haciendo sus actividades cotidianas y vean nuestro símbolo lo reconozcan, es ahí cuando podemos estar seguros de que estamos impactando en el público. 

2.- Te identifica de la competencia

Tal vez hayas escuchado de polémicas que han tenido grandes compañías sobre sus logotipos, posiblemente demandas que han hecho empresas por el mal uso o imitación de su imagen, ¿te suena? 

De la misma manera, es probable que te hayas preguntado ¿por qué tanto escándalo? Bueno, imaginemos que creas tu marca y tienes ese magnífico logo que ya todo el país relaciona contigo y aparece una compañía que tiene un logo muy similar al tuyo. 

No has perdido clientes, pero tus usuarios relacionan sus productos con los tuyos o al revés, para evitar este malentendido lo mejor es que tu logotipo tenga un elemento distintivo y se use de tal manera, además un tip extra, regístralo, te da un respaldo legal. 

3.- Crea la base de tu marca

Como mencionamos lo primero que solemos hacer al planificar nuestra marca es elegir el nombre, y sabes por qué hacemos esto. Bueno, así como es la primera impresión que verán de nosotros es la base de toda nuestra empresa. 

Nuestro logotipo nos da los cimientos para comenzar a crear un lenguaje, un medio para transmitir el mensaje que queremos, asimismo, nos da la oportunidad de crear los pilares en los que nuestra empresa va a construirse.

4.- Detona confianza 

El contar con un logotipo limpio y profesional proyecta a nuestros clientes un sentido de confianza y profesionalismo, mismas características que también se van a extrapolar en nuestros productos o servicios.

Cuando logramos que nuestro cliente modelo sienta confianza de acercarse a nuestra marca y usar nuestros productos al grado de consolidarnos en su día a día como básicos para ellos, comenzamos a desarrollar una relación con nuestros consumidores, lo que nos lleva al siguiente punto. 

5.- Desarrolla lealtad

Vale este punto comienza a desarrollarse a partir del anterior, y más que generarlo por nuestra parte, éste surge por el lado de nuestros clientes. 

Como mencionamos en el punto anterior al consolidarnos dentro de la cotidianidad de nuestros consumidores, estos van a tener confianza en nosotros, y cuando esta relación es constante generamos una comunidad, misma que va a ir desarrollando un sentido de lealtad por la marca.

Ahora que ya tienes los puntos más relevantes del por qué debemos tener un logo propio, toca conocer los diferentes tipos de logotipos que existen, esto para seleccionar el más adecuado para nosotros. 

Tipos de logotipos

Aunque todos conozcamos los símbolos que identifican a nuestras marcas favoritas como logotipos, no todos se denominan de esta manera. A continuación te vamos a presentar los diferentes tipos de logos que puedes contemplar. 

1.- Logotipo

Así es, hemos estado utilizando el nombre de un tipo para referirnos a todo el conjunto. En sí los logotipos hacen referencia a las representaciones gráficas que pueden llegar a tener las palabras, en otro sentido, estamos hablando de las tipografías. 

Un claro ejemplo de este tipo es el logo de Coca-Cola, si nos damos cuenta, es el nombre de la compañía con lo que identificamos cuales son los productos de la familia, o una nueva variante de su fórmula clásica, no necesita de otro símbolo puesto que la tipografía es su sello personal.

2.- Imagotipo

A diferencia del anterior, el imagotipo va a mezclar el nombre con un símbolo, para que un imagotipo realmente funcione necesita estar en sincronía todos los elementos, tanto el nombre como la imagen que lo complementa. 

Otro elemento que distingue este tipo de logos es que jamás se van a mezclar la imagen con la tipografía, es decir que ambos van a estar conviviendo por separado, no van a estar inmersos en el otro, como Spotify. 

En caso de que queramos mezclar la imagen o el símbolo con el nombre de nuestra marca estaríamos hablando de desarrollar un isologo, el cual consiste en mezclar ambos elementos para lograr una armonía que no permita que estén por separado, porque entonces, perdería su esencia. 

¿Algunos ejemplos? Burger King, Nasa, Harley-Davidson, ¿se te ocurren otras marcas con este tipo de simbología?

4.- Isotipos

Llegamos al último tipo de logos que puedes encontrar, y estos hacen referencia al uso exclusivo de símbolos para representar la marca, sobre todo para resaltar una parte de ésta, ya sea a un valor o aun concepto de la misma. Un muy buen ejemplo es el de Apple. 

Diseñadores de logotipos

Ya que conocemos los diferentes tipos de logos que podemos llegar a desarrollar, ¿quiénes son los profesionales encargados de crear nuestra imagen? Bueno, pues para este trabajo, los más recomendados son los diseñadores gráficos. 

¿Qué hace un diseñador gráfico? 

Bueno, un diseñador gráfico es la persona encargada de generar recursos visuales que una persona, organización o empresa utiliza para mandar un determinado mensaje. 

Los diseñadores al transformar el lenguaje escrito en un mensaje visual se valen de herramientas, softwares y tecnología que les permita adaptar el mensaje a los intereses y necesidades de la sociedad actual. 

Diseño corporativo

Si bien un diseñador gráfico es un profesionista que abarca muchas ramas, el diseño corporativo es una de las más comunes, pero, en qué consiste el diseño corporativo.

Esta rama de diseño constituye todas las facetas que se deben generar cuando una compañía o una marca están en una fase de producción. ¿Qué se desarrolla en este proceso?

Bueno, esta parte del diseño contempla el desarrollo de la identidad de una empresa, hablamos del logotipo, la paleta de colores, el naming (sí efectivamente, el nombre de una marca) y branding; es decir unificar los aspectos que integran la imagen de una compañía para que todos los componentes transmitan la misma información. 

Diseño WEB

De igual manera, cuando estamos produciendo nuestra identidad, algo que debemos contemplar es que nuestra imagen pueda adaptarse y que sea adecuada para nuestras plataformas. 

Como sabemos, en la actualidad el tener presencia dentro de las redes sociales es de suma importancia porque cada vez son más las personas que buscan marcas, o productos desde sus perfiles en plataformas como Instagram o Facebook. 

Sin embargo, algo que también debemos contemplar es tener una plataforma nuestra, y no estamos hablando necesariamente de un perfil en las redes sociales, sino que contemos una página web

De igual manera, los diseñadores gráficos pueden ayudarte a consolidar tu imagen en el diseño de páginas web, puesto que si gestionamos una imagen y ésta no concuerda con la que presentemos dentro del internet podemos arriesgarnos a proyectar mensajes contradictorios o que nuestra marca no sea considerada como una empresa seria. 

Ya que conoces lo que son los logotipos, las razones para tener uno propio y los tipos que se pueden generar para tu marca, ¿qué es lo necesario para crear un buen logo? 

Paso 1: Versatilidad

Como mencionamos, en la actualidad la actividad de una empresa se desarrolla en varias plataformas, tanto en medios impresos como en digitales, es por ello que la imagen debe poder adaptarse a este mismo aspecto. 

La versatilidad en un logotipo nos va a permitir ubicarlo en anuncios físicos, como carteles y banderas publicitarias, como en los ads digitales, además de colocarlo como imágenes de perfil y dentro del contenido que generemos para las plataformas, llámense redes sociales y que se integre dentro del diseño de una página web.

Paso 2: No te vayas por lo complicado

Aquí la clave es lo simple, ¿por qué? Uno como creador de una marca, va a entender inmediatamente lo que el logotipo representa y significa, pero recordemos que el logo más que para nosotros es para un público. 

Por lo tanto, entre más rápido pueda interpretarse el sentido de tu marca, más fácil será que perdure en la conciencia, en pocas palabras, genera algo fácil de procesar. 

Paso 3: Sé coherente

Okay este punto es sumamente importante, tu logo tiene que tener relación con la marca, a lo que te especializas, no vas a poner un cohete en una marca de skincare, ni vas a poner una flor en algo tecnológico. 

Paso 4: Memorable

Esto va de la mano con el mantener el logotipo simple, al hacer un logo que sea fácil de recordar nos da la oportunidad de generar impacto sin necesidad de recurrir a varios elementos para generar una buena impresión. 

El mantener algo práctico y simple ya nos da un muy buen margen en el que podemos estar seguros de que va a ser memorable para el público al que queremos atraer.

Paso 5: Piensa en el futuro

Esta idea se resume en una palabra, atemporal, cuando creamos una marca buscamos que esta perdure 20, 30, 50 años, incluso que esta empresa sobrepase nuestra vida y pueda perdurar varias generaciones. 

Es por ello que el logo también tiene que seguir esta misma visualización y desarrollarlo pensando que va a tener relevancia dentro de 100 años y va a seguir siendo moderno, fresco y relacionado con nosotros. 

Ahora que ya sabes todo lo que implica tener un logotipo y la importancia de invertir en el desarrollo profesional de tu imagen, ¿qué esperas? Comienza a gestionar la creación del logotipo para tu marca.

Share this post on:

¿Por qué trabajar con nosotros? Nuestros clientes tienen la mejor opinión, tenemos calificación 5 estrellas en Google y Facebook, somos la agencia de diseño y páginas web más confiable en el centro de México. Páginas Web Guadalajara La mejor inversión para la evolución de tu negocio.