Los modelos de negocio que mejor funcionan en Internet

negocios online

Internet no es la panacea a la hora de montar un negocio y hacerte rico. Es un medio que exige mucho esfuerzo y sacrificio, pero con un sinfín de posibilidades. De hecho, se encuentra en una fase de crecimiento casi exponencial. La progresión es que, al final de 2020, las ventas online hayan crecido casi un 80 % respecto al año anterior.

Ese dato, a pesar de la elevada competencia y de la cada vez mayor complejidad del medio, puede que te haya animado a crear tu propio negocio online. Sin embargo, ¿sabes cuáles son los que mejor funcionan actualmente? Aquí vamos a hacer un repaso por ellos.

El top 4 de negocios online

Lo primero de todo es tener una idea y, después, optar por un modelo que se ajuste a ella y que te permita sacarle el máximo partido posible. Solo cuando la tengas habrá llegado el momento de elegir el dominio web de tu negocio, de contratar un hosting, de diseñar el portal y de, finalmente, lanzarlo para que tu público objetivo llegue a él.

1. El marketing de afiliación

Probablemente, se trata del modelo de negocio online más popular en estos momentos. ¿El motivo? Es capaz de generar ingresos pasivos, es decir, una vez que se crea un contenido, este es capaz de proporcionar rédito económico de forma ilimitada en el tiempo.

En este modelo, el usuario debe asociarse con una empresa concreta que, generalmente, es un marketplace. Hablamos, por ejemplo, de Amazon o de eBay. A través de su portal, así como de su blog y de sus redes sociales, se encarga de redactar reseñas de determinados productos y de redirigir a sus usuarios hacia ellos. Cuando estos los compran a través del enlace proporcionado, la tienda online abona una comisión. Esta será mayor o menor en función del artículo del que se trate.

Otra de las principales ventajas del marketing de afiliación es que apenas requiere de inversión inicial. Eso sí, es necesario llevar un importante trabajo de mantenimiento y actualización. Cuantos más productos se abarquen, mayores posibilidades habrá de que crezcan las ventas.

2. Monetización de blogs y de canales de vídeo

Esta es la alternativa más adecuada para ti si te consideras un creador de contenidos y sientes que tienes algo que compartir con los demás. Google te permite monetizar tu blog mediante la inclusión de ‘banners’ publicitarios en él. Por cada clic registrado, el buscador abonará en tu cuenta una comisión.

Además, la diversificación de dichos contenidos se antoja fundamental. De hecho, no suele ser suficiente con un blog para obtener ingresos rentables. Por ello, es habitual que se complemente con un canal de vídeo en YouTube. Esta plataforma permite monetizarlo a partir de los 1000 suscriptores también mediante la inclusión de anuncios.

Esto te puede abrir la puerta en el futuro a otra fuente de ingresos. Y es que, en muchas ocasiones, las marcas patrocinan a los creadores de contenido al considerarlos ‘influencers’, es decir, personas con capacidad para influir en la opinión y en las decisiones de compra de los usuarios.

3. Dar cursos online

Una buena alternativa a los blogs y los canales de vídeo. De hecho, puede considerarse, incluso, un complemento. Muchas personas son expertas en una materia y se dan cuenta de que hay un público deseoso de obtener esos conocimientos. Por ello, suelen ofrecer este tipo de contenidos de manera virtual.

La manera de monetizar estos cursos online suele ser mediante el pago directo de una cantidad concreta o mediante la adhesión a un programa de membresía. Esta última suele ser la que mejor funciona ya que fideliza de mejor manera a los clientes.

4. Las franquicias virtuales

Muchas personas tienen miedo de montar una tienda y fundar una marca a partir de cero. Por ello, recurren al modelo de franquicia, mediante el cual tienen el respaldo de una empresa de prestigio y de un modelo de negocio ya asentado. Solo tienes que pensar en McDonald’s, Starbucks, etc.

En Internet sucede lo mismo. Hay marcas que ya cuentan con un lugar de privilegio dentro del mercado y que, debido a la alta demanda de productos que venden, necesitan socios que les echen una mano y que les ayuden a diversificar y ampliar sus miras.

Esto tiene muchas ventajas. La primera de ellas es que la inversión inicial es mucho más baja que la de montar un negocio desde cero. Además, el ahorro llega también en términos de posicionamiento. Por lo general, el propietario de la franquicia online parte de la misma posición ventajosa.

Saber escoger es la clave

Evidentemente, existen otras muchas alternativas a la hora de montar un negocio online, pero estas nos parecen las más interesantes en la actualidad. Saber elegir la más adecuada para la idea que tienes en mente será el primer paso clave para alcanzar el éxito empresarial en Internet.

Tags:
,
Share this post on:

¿Por qué trabajar con nosotros? Nuestros clientes tienen la mejor opinión, tenemos calificación 5 estrellas en Google y Facebook, somos la agencia de diseño y páginas web más confiable en el centro de México. Páginas Web Guadalajara La mejor inversión para la evolución de tu negocio.