¿Cómo hacer una planeación de contenidos para tu empresa?

¿Quieres hacer una planeación de contenido? En este artículo te decimos cómo y te asesoramos para que tu negocio brille por su estrategia de content marketing.

Incluso un buen engagement de muchos años y muchos KPI’s de por medio puede derrumbarse en un segundo en la hiperconectividad en que vivimos, y en la crisis sanitaria del COVID-19 como escenario.

Las más de 500,000 empresas formales que cerraron por en la pandemia  y los 1,573,000 empleos perdidos que ello implica según datos de el financiero, nos dan una idea de cuan grave es es la experiencia para muchas marcas.

En esta situación y con el eCommerce y los horizontes que se plantean en este año, es más relevante que nunca hacer una conexión emocional mediante nuestras marcas como lo propone y desarrolla el storytelling en la creación de contenidos, por mencionar una de las técnicas que podemos mencionar

Hemos mencionado anteriormente como el status del lead en el funnel de conversión nos dará la estrategia que utilizaremos, y en cualquier momento que abordemos a nuestro target, siempre será indispensable un buen contenido, desde un brand awareness hasta una relación por años o generaciones con nuestro cliente. 

En este artículo mencionaremos que es una planeación de contenidos, cómo hacer una, así como las principales ventajas de esta estrategia

En este contexto, te darás cuenta de la relevancia que tiene el hacer contenido que enganche realmente con las necesidades emocionales y de compra del consumidor.

¿Qué es una planeación de contenidos?

Una buena planeación de contenidos no es fruto de la casualidad. Requiere varios pasos que nos darán esa conexión permanente con el cliente de nuestra marca, o de los productos o servicios que queramos posicionar de ella.

Una planeación de contenidos es una guía escrita que nos ayudará a saber qué mensajes, en qué formato de contenido y en qué canales debemos publicar, acorde a los objetivos que definamos y acorde también al perfil de nuestro buyer persona.

A su vez, esta planeación necesita estar acorde a las estrategias de lead scoring como de fidelización de clientes, o a lo se tenga a la mano para desarollar ambos procesos.

El objetivo es generar el mejor de los engagement, optimizando en todo momento la mayor cantidad de recursos y aumentando los resultados que se requieran.

Sin duda alguna, la creación de contenidos a través de un blog siempre será de una ayuda trascendental para estar abordando temas que reflejen el espíritu de nuestra marca y sus valores, y casi siempre es un pilar de las estrategias inbound que desarrollaremos.

Pero un buen blog no es el único camino para establecer una buena planeación de contenidos. A continuación, veamos los pasos que se requieren para hacer una buena planeación de contenidos. 

¿Qué pasos sigue una planeación de contenidos? 

Una estrategia digital de contenidos requiere mucho esmero en delimitar cada uno de los siguientes puntos, y la mayoría de las veces no se tienen resultados inmediatos. 

Así que si no has hecho una planeación de contenidos, siéntate el tiempo necesario y desarrolla todo lo que te falta. Definitivamente valdrá la pena. 

  1. Análisis de la situación
  2. Definición de objetivos y KPI’s
  3. Generación de Buyer persona
  4. Definición de estrategias
  5. Generación de contenido
  6. Definición de canales
  7. Ejecución y seguimiento 

Para varios de estos pasos posiblemente ya tengas algo de información o ya incluso tienes desarrollado el paso entero.

Es importante tener esa información a la mano para su análisis, así como el apoyo de una agencia que se dedique profesionalmente al tema. En Relief tenemos más de 10 años de experiencia en estrategias digitales.

Análisis de la situación

Hay un universo de factores a investigar, pero mucho depende del enfoque que quieras adoptar y qué información quieras captar. 

Puedes hacer un análisis FODA, muy usual y sencillo. Delimitando las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, sabrás hacia dónde direccionar tu estrategia.

Este análisis sentará el terreno temático que podrás ir desmenuzando poco a poco. Concéntrate en la diferenciación que quieres lograr con tus contenidos.

¿En qué temas tiene expertise mi empresa? ¿Qué temas buscan mis clientes en la red? ¿Cáles son las principales necesidades de mis clientes? ¿Qué contenidos consumen mis clientes? ¿Cuáles son sus formatos de contenido favoritos? ¿Qué perfil tienen mis clientes? ¿Qué servicios principalmente requieren mis clientes? ¿Qué contenidos reflejarán mejor el espíritu de mi empresa? ¿Qué plataformas o redes sociales consumen más mis clientes? 

Estas podrían ser preguntas de análisis que te ayuden a delimitar de una mejor manera tu investigación, tomando como eje tu empresa, tus servicios y tus clientes. 

Otro análisis que es necesario hacer, es un análisis externo donde haremos un diagnóstico de los canales, mensajes y contenidos de nuestra competencia.

¿Con qué frecuencia publica contenido mi competencia? ¿Cuáles son los valores que promueven dichos contenidos? ¿Cuáles son las redes sociales o plataformas utiliza mi competencia? ¿Cuáles son los temas que aborda mi competencia en sus contenidos?

Estas son preguntas que te pueden ayudar a la hora de analizar a la competencia.

Definición de objetivos y KPI’s

Los objetivos son el alma de tu estrategia y sus contenidos. 

El primer paso en la redacción de los objetivos es establecer si son de corto, mediano o largo plazo. 

Deben estar redactados en infinitivo, con fechas de realización realistas y porcentajes respecto a su status. 

Se recomienda tener entre 5 y 10 objetivos. Concéntrate en los que son primordiales y deja para después los que pueden esperar, o los que representan áreas o contenidos no tan prioritarios. 

Concéntrate en que cumplan con la metodología SMART: específicos, medibles, alcanzables y relevantes.

Estas 5 características responden a las preguntas clave ¿Qué? ¿Cuánto? ¿Cómo? ¿Con qué? ¿Cuándo?

Generación de buyer persona 

Con más de 4.20 billones de usuarios de redes sociales en el mundo, podemos darnos cuenta como infinidad de perfiles se pueden mezclar para definir nuestro target.

Te recomendamos en este punto checar de nuevo el artículo de ¿Cómo hago un buyer persona? para hacer este ejercicio de principio a fin con las herramientas adecuadas para definir tu target y la planeación de sus contenidos. 

Tenemos que saber a quién le estaremos hablando con nuestros contenidos, qué fibras de sus hábitos de compra o de sus emociones queremos despertar. 

Puede tener varios buyer persona o varios nichos de mercado, o tener una cantidad muy amplia de servicios, en este sentido comienza con los clientes, nichos o servicios más importantes o los que tengan mayor participación en tus ventas.

Definición de estrategias 

Las estrategias también obedecerán a lo que hemos visto en los primeros 3 puntos.

Podemos distinguir varias estrategias: estrategia de tráfico, estrategia de conversión, estrategia de viralidad, estrategia de marca, estrategia de información. 

La estrategia de tráfico se enfoca en el seguimiento de palabras clave gran volumen de captación de leads para generar también mucho tráfico.

La estrategia de conversión se centra en palabras clave que motiven la venta o alguna otra conversión, como dar click en botones para que el cliente pueda recibir mayor información en su correo, por ejemplo. 

La estrategia de viralidad consiste en analizar los contenidos o formatos con mayor penetración en la red, para generar otros tropicalizados a nuestra marca.

La estrategia de marca se avoca a explotar atributos de valor de ella, para generar conversiones y engagement a través de ello. 

Finalmente, la estrategia de información tiene como objetivo informar al lector. En este punto los newsletters, podcasts y blogs nos ayudan mucho

Generación de contenidos

Es necesario evaluar qué tipo de contenidos se enfocan más en un resultado positivo con tu cliente. 

Sabemos que podemos hacer desde imágenes, videos, infografías, posts normales, stories, entradas de blog y un largo etcétera que está a disposición de tu marca. 

Como mencionamos en nuestro artículo de los lead magnets y como ayudan en tu estrategia (K), cada formato es distinto según el status del lead en el funnel de conversión.

Cada formato es especial, tanto para tu marca, como para el canal en el que estará expuesto.

Definición de canales

Recordemos que las redes sociales son el escaparate más próximo que tiene tu marca, aunado a la exposición y fuerza que podemos tener con Google Ads. 

En lo que respecta a redes sociales, Facebook permite una plataforma más social y abierta. Si tu contenido es más genérico y es solo para mantener una presencia amigable con el cliente, esta es tu red social por excelencia, donde puedes tener mucho más texto y un mensaje más amplio.

Si tienes o eres parte de un B2C esta plataforma será tu plataforma ideal, ya que te permite tener contacto con tu usuario final.

Sin embargo las demás redes sociales permiten segmentar de una mejor manera su target. 

LinkedIn por ejemplo, es una de las redes sociales más corporativas que existen para tus contenidos, obviamente por el fin último de la red: conseguir empleo, o tener un enfoque más corporativo y enfocado al B2B.

No será el mismo lead o cliente quien busque trabajo a alguien que tenga un perfil más artístico o enfocado al diseño y lo podamos encontrar en Instagram, por ejemplo. Instagram y Pinterest son las reinas de las redes sociales que utilizan imágenes. 

Twitter también te permite generar contenido de valor, debido al perfil más informativo de esta red y sus alcances.

El blog nos da de nuevo mucha profundidad para abordar estos temas y podemos desarrollar varios formatos de contenido como las muy famosas guías definitivas, webinars, videotutoriales o ebooks. 

Como mencionamos previamente, las estrategias que veremos en este punto serán más que nada de información.

Ejecución y evaluación

Una vez diagramados los anteriores puntos, es necesario generar un plan de publicación, donde se desarrolla un calendario de tus publicaciones. 

Las columnas más usuales de este cronograma son: CUÁNDO, CANAL, FORMATO, TONO, ACCIÓN DESEADA y COSTO.

Una vez hecho este calendario, a programarlo y que empiece la acción. 

La evaluación de estos contenidos se medirá periódicamente, según los alcances esperados de tus contenidos. 

Cada red social o plataforma proporcionará sus estadísticas, y también puedes utilizar programas especiales para sacar más provecho a las estadísticas.

La idea de esta evaluación es saber qué está funcionando, qué no y qué podemos mejorar.

¿Para qué sirve una planeación de contenidos?

Puede haber contenidos excelentes que sin una planeación no tienen el suficiente eco para hacerse el éxito viral que estaban destinados a ser.

Todo depende de una buena idea en un contenido que enganche, pero más de una conceptualización y ejecución que desarrolle esa idea al máximo.

Después de todo lo que hemos platicado en este artículo, podemos resumir en las siguientes ventajas el tener una planeación de contenido coherente y exitosa:

  1. Aterriza ideas de contenido para tus clientes.
  2. Crea conceptos para desarrollar durante toda la campaña.
  3. Posiciona esos conceptos construyendo valor de marca.
  4. Permite abordar posibles escenarios negativos de tu marca.
  5. Propone soluciones a los problemas del consumidor.
  6. Personaliza mensajes y objetivos según red social o plataforma.
  7. Explota el potencial de herramientas de marketing y publicidad, como newsletters o podcasts.

¿Dudas? En Relief queremos escucharlas todas y ayudarte a que este 2021 sea el mejor año para tu marca.

Share this post on:

¿Por qué trabajar con nosotros? Nuestros clientes tienen la mejor opinión, tenemos calificación 5 estrellas en Google y Facebook, somos la agencia de diseño y páginas web más confiable en el centro de México. Páginas Web Guadalajara La mejor inversión para la evolución de tu negocio.